jueves, 28 de abril de 2016

¿Debe un desarrollador web ser el encargado de legalizar la página web de su cliente?

La respuesta es no, pero antes vamos a ver que es eso de "legalizar" una página web.
Una página web es un documento público que está sujeto a una legislación en cuanto a su contenido, su forma de llegar al público y como elemento interactivo, que puede recabar datos de carácter personal del visitante en un momento dado, sujeto a lo dispuesto en la Ley Orgánica de Protección de Datos española además de otras normativas europeas.
Una página web debe constar obligatoriamente de un Aviso Legal en el que se declaran las normas de uso de la página, los derechos de propiedad de sus contenidos y la titularidad del dominio y es sitio web.
También debe contar con una declaración pública de buenas prácticas a la hora de tratar los datos personales de los visitantes, que llamamos Política de Privacidad, que va en conexión con la adaptación global de la empresa a cumplir con la LOPD en todos sus ámbitos, también en Internet.
Por último, según normativa europea, debemos informar al visitante de que nuestro sitio instala cookies propia y de terceros (Google y otros servicios) para diferentes objetivos, publicitarios, estadísticos o de preferencias de navegación. Tenemos que dar la posibilidad de que el usuario que lo desee no reciba esas cookies en su sistema.
Y bien, puestos en antecedentes, ahora es cuando tenemos que saber quien se encarga de eso, porque habitualmente los desarrolladores cometemos el error de tirar de textos genéricos (oficiales de INCIBE, no de cualquier texto que encontramos buscando) que pueden cubrir el expediente pero no cubren al 100% las necesidades de legalización de una página web o una tienda online, que de hecho tiene unas exigencia legales mayores.
Lo recomendable es contratar a una agencia especializada en Ley de Protección de Datos, que va a poner al día a la empresa en este tema, incluidos los textos legales de nuestros sitios web. En realidad crear una página web y legalizar tu empresa en materia de Protección de Datos son dos tareas totalmente diferentes, y el desarrollador, como profesional NO EXPERTO en este tema no debería dedicarse a redactar o copiar y pegar los textos legales de una página web. Debe esperar los contenidos del profesional contratado para la empresa para este fin.
Las consecuencias de no tener la empresa adaptada a la Ley de Protección de Datos son graves, multas que por lo general rondan los 3000 euros y de ahí para arriba, dependiendo del tipo de datos que maneje y el grado de incumplimiento en el que se vea afectado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja un comentario para esta entrada.