viernes, 29 de mayo de 2015

Pequeñas iniciativas emprendedoras caseras. Cómo vender tu talento en Internet.

Si hay algo que ha puesto a huevo Internet es la posibilidad de que cualquier persona que tenga algo que ofrecer al mundo, lo haga a un pequeño coste o incluso a coste cero.

Quienes nos dedicamos a vender talento creativo sabemos que no es algo para vivir de ello o hacerse rico, da igual si haces fofuchas, pendientes, llaveros o diseños para camisetas, como es mi caso. En cualquier caso hay que tomarlo como hobbie y como actividad secundaria, pero ojo, hay quien alcanza cierto nivel de éxito y acaba viviendo de ello, aunque como digo, sin forrarse.

De toda la vida conocemos a esos artesanos que venden sus productos en mercadillos, mantas y ferias pero... ¿Cómo ha revolucionado Internet los canales habituales de venta para personas que no están en disposición de invertir grandes sumas de dinero para poner a la venta esas pequeñas grandes cosas que hacen?

Primero tenemos que tener claro qué alcance y que público objetivo tiene lo que creamos, que costes, en tiempo y materiales, y que beneficio queremos sacar por ello. Tener claro esto nos ayudará a elegir el canal de venta.

Podemos vender nuestras creaciones con cierto grado de emprendimiento empresarial, como en un mercadillo, lo que supone un coste de licencia, un registro en las administraciones públicas para declarar los ingresos de tu actividad, y esto es a veces para sacar unos 300 euros de beneficio, está la opción de venderlo en tu entorno laboral, como un llavero que tengo yo que me regaló mi pareja quien se lo compro a una compañera de su trabajo que los hace. Y siempre está la opción de los canales de venta digitales que no están exentos de cierto gasto pero desde luego sale a cuenta. Os cuento casos, entre ellos el mio...

Vender en Redes Sociales o blogs
Propiamente no es vender, ya que no hay forma de crear una transacción directa, es mas bien una forma de presentar tus productos de manera gratuita y efectiva, cuyo alcance sera el del público de tu blog o tus seguidores en las Redes Sociales. Para empezar sin riesgos no es mala idea, pero si buceas en la red verás que hay geniales opciones con mas probabilidades de éxito, a ver si con este artículo te doy algunas ideas.

Vender en eBay y en Amazon
Es la opción más utilizada, te garantizas miles de visitas a tus productos. Puedes vender por venta directa o mediante subasta, depende del tipo de producto conviene una forma u otra pero en el caso que nos ocupa, lo normal es la venta directa.

En amazon puedes vender como particular o como empresa cualquier cosa, es el mayor centro comercial mundial en occidente (con permiso de Alibabá que entra pegando fuerte) y tiene la ventaja de que sus productos se posicionan muy bien en los buscadores.

Los gastos que generan estas dos plataformas van acordes a su prestigio y no son pequeños, tienes un gasto fijo por publicar tus productos y luego una comisión por cada venta de producto, es decir que si no vendes acabas palmando dinero, por eso hay que tener muy claro el alcance de lo que vas a vender para, al menos al comienzo no perder.

Otras plataformas de venta
En este apartado tenemos plataformas con menos alcance aunque no por ello menos importantes o exitosas. Tenemos a Todocolección, un gran bazar online con venta directa y mediante subastas con gran éxito en España, orientado principalmente a artículos de coleccionismo transaccionados entre particulares, aunque es la plataforma perfecta para vender ciertos tipos de artesanía como por ejemplo bolillos, bordados, plata, cuero...

Todocolección cobra una comisión por artículo vendido pero no te genera gastos de mantenimiento, la ventaja es que si no vendes no pasa nada, porque no te genera gastos económicos a pequeño nivel.

Vender diseño gráfico
¿Pero eso se puede? pues si amigos, aparte de diseñar logotipos para empresas, tarjetas y banners, si te sobra algo de tiempo al final del día y sigues con el lápiz en la mano no es mala idea darle rienda suelta a tu imaginación, o como es mi caso al friki que todos llevamos dentro y currarte un diseño chulo para plantarlo en una camiseta, una taza, un cojín o exponerlo y por que no, venderlo directamente, en DevianArt por ejemplo, la gran galería de arte mundial en Internet por excelencia.

Tal como os he amenazado antes, os voy a contar mi caso. Yo, con esos minutillos al final del día y esos ratos muertos a las 4 de la tarde de un sábado cuando empiezan las pelis aburridas, hago diseños para camisetas que luego vendo en La Tostadora y en Zazzle. En La Tostadora puedes tener varias tiendas abiertas, yo por ejemplo tengo una para camisetas y otra para fundas de móviles, aun en proceso de llenado pues es relativamente reciente. Funciona de la siguiente manera: Creas tu tienda, subes tus diseños y al precio que te marcan ellos de venta le añades tu beneficio, que va a depender lo que quieras ganar por el diseño y por la lógica del mercado, es decir no pongas camisetas a 40 euros porque no las va a comprar nadie, y como repito esto hay que tomarlo como entretenimiento y no tener grandes expectativas económicas de esta actividad. La forma de pago es muy cómoda, por PayPal o transferencia bancaria ya descontando el IVA y el IRPF, o si eres autónomo sólo el IRPF.

Zazzle es americana y lo primero que hay que hacer para vender en Zazzle es darte de alta en el IRS, el fisco americano mediante el formulario W8-BEN. Después el sistema es el mismo, ellos marcan un precio mínimo y tu añades tu beneficio. Lo bueno de Zazzle es que el alcance es mundial, te pagan cómodamente por PayPal y tienes una gran variedad de objetos sobre los que plasmar tus diseños, prendas de todo tipo, tazas, corbatas, cojines, fundas, cuadros, postales, etc. Lo malo es, que aunque solo definas un 10% de beneficio para ti, el coste final de producto es muy elevado y eso en un mercado donde los chinos vienen arrasando con los precios con AliExpress Wish etc, complica las posibilidades de venta.



Publicar online
Hay varias opciones pero debemos volver a Amazon para hablar de KDP (Kindle Direct Publishing), una plataforma de autopublicación de obras literarias que no genera gasto alguno en la publicación de eBooks para los Kindle de Amazon. Aquí el éxito va a depender lógicamente del producto y de que empieces con un precio muy bajo, la clave de empezar en KDP es darse a conocer, no empezar a vender como mi paisano Pérez Gellida con Memento Mori, dando el pelotazo con tu primera novela (de nada por la publi César).

KDP funciona con un sistema de Royalties, con varios porcentajes. La mayor pega de KDP es que no cobras si no alcanzas un mínimo de ingresos y ese mínimo supera los 1.000 euros, y eso, a un 35% ó un 70% de 1,99€ ó  2,99€ son muchos libros a vender.

Aparte de Amazon existen otras plataformas de publicación digital que ofrecen diferentes editoriales o cadenas de librerias como Fnac o La Casa del libro que habría que valorar en cada caso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja un comentario para esta entrada.