lunes, 8 de abril de 2013

Diez razones poco técnicas para utilizar Chrome

Chrome es el navegador web desarrollado por el gigante de las búsquedas Google, que actualmente se encuentra en su versión estable 26. 

Siendo el más joven de la familia de navegadores, ya que su primera versión vio la luz en 2008, ha ganado terreno a todos sus competidores, salvo a Internet Explorer, que con una cuota de mercado del 53% entre sus versiones 8 y 9 sigue siendo el más utilizado, principalmente porque viene integrado en todas las versiones de Windows, no por cualidades técnicas, ya que de todos, probablemente sea el menos desarrollado y el menos compatible con los estándares actuales. 

Pero Internet Explorer no debe sentirse tranquilo, por mucho que su versión 9 esté notablemente mejorada y juegue con la ventaja de ser el navegador integrado en el sistema operativo mas difundido del planeta, ya que la inversión en las estadísticas de uso arrojan unos resultados mas que satisfactorios para los navegadores basados en el motor webkit, con Chrome a la cabeza seguido de Firefox y Safari. 

Pero... entre la gran oferta de navegadores que existe actualmente para todas las plataformas, ¿Por que elegir Chrome? ¿Qué tiene este navegador que no tengan otros? 

La respuesta técnica podría poner de manifiesto multitud de datos de velocidad de proceso, compatibilidades con estándares web, su desarrollo mejorado, pero eso al usuario de a pie le da igual. El usuario demanda facilidad y comodidad, y en eso Chrome también es el rey.

Y sin más preámbulos, estas son las razones para pasarse a Google Chrome.
  1. Multiplataforma: Chrome está disponible para todos los sistemas operativos del mercado, Windows, Linux, Mac OS, Android e IOS.
  2. Vinculación de tu cuenta Google: Puedes vincular tu cuenta de Google al navegador o navegadores  Chrome que utilices en todos tus dispositivos, teniendo disponible la misma barra de favoritos, las mismas contraseñas guardadas y criterios de búsqueda en todos tus dispositivos donde utilizas Chrome. Puedes tener el mismo navegador en tu iPad, tal y como lo tienes en tu ordenador. Google busca la integración total entre todos sus productos, asi que si eres usuario habitual de los servicios y utilidades de Google verás que en Chrome es todo mucho más accesible y más fácil de utilizar.
  3. Velocidad: Chrome es el más rápido procesando y abriendo las páginas que visitas gracias a su motor Webkit de renderizado, que por cierto han mejorado en la versión 26, haciéndolo un 5% más rápido.
  4. Comodidad en las búsquedas: Chrome tiene integrado el motor de búsqueda de Google en la barra de direcciones, que ellos llaman Omnibox, lo que permite introducir el criterio de búsqueda directamente sin abrir la página de Google. Otra ventaja relacionada es que ofrece mediante la función autocompletar la dirección que estás introduciendo sin necesidad de que ésta se encuentre en el historial de navegación.
  5. Estabilidad ante el error: Si estás navegando en varios sitios a la vez mediante el sistema de pestañas y una de las páginas contiene un error y se bloquea, esto no obliga a cerrar todo el navegador sino la pestaña de la web que da problemas, manteniendo en linea los otros sitios que estás visitando.
  6. Mantiene el malware a raya: Google ha implementado un filtro de software malicioso realmente potente, filtrando y avisando al usuario de las posibles amenazas a las que se expone si accede a esa página. En esta línea también es conveniente mencionar lo bien que funciona el filtro anti pop-ups (esas molestas ventanas emergentes que algunos desarrolladores se empeñan en seguir utilizando).
  7. La privacidad ante todo: En Chrome tienes control total sobre la huella que dejas en tu navegación y en cómo las páginas interactúan con tu navegador. De hecho ésta es una de las grandes fortalezas frente a sus competidores. Especialmente recomendable la opción de navegación desde una ventana de incógnito que no guarda en el sistema ningún dato de las webs que estas visitando desde dicha ventana, especialmente recomendable para acceder desde ordenadores públicos a las páginas bancarias, comercio electrónico o cualquiera otra donde debas introducir tus datos. En esta línea, la eliminación de elementos del historial es mucho mejor, ya que permite eliminar sitios de forma individual, y permite en un borrado global, decidir que se borra y que no, pudiendo salvar cookies, o contraseñas, solo con desmarcarlas.
  8. Una completa colección de extensiones para tu navegador: Chrome es un navegador personalizable. Puedes cambiar el aspecto global del navegador, añadir utilidades, plugins o integración con programas de Google y de otros desarrolladores como Dropbox o Evernote, por poner dos ejemplos, o juegos como Need For Speed, que puedes encontrar en la Chrome Web Store.
  9. Accesible: Chrome lleva integrado una utilidad bastante mejor desarrollada que la de sus competidores que permite agrandar y reducir la página web que estás visitando, facilitanto a personas con dificultades visuales ampliar las páginas para verlas mejor o al contrario si quieres tener una visión más completa del sitio reducirla, pudiendo restaurar con un solo clic la visión original.
  10. Descargas rápidas y ordenadas en tu historial de descargas: Tus descargas aparecerán mientras están activas en el pie de tu navegador, y todas las descargas pasadas quedarán almacenadas en un historial de descargas. Como siempre, el usuario decide a que carpeta tiene que llegar el archivo descargado, y con un solo clic puedes borrar tu historial de descargas. Las descargas pueden pausarse, y no se perderá el progreso siempre y cuando no se cierre el navegador, cosa que no es fácil que suceda accidentalmente la que Chrome te avisará de que hay una descarga activa antes de cerrarse.
Para el usuario común estas razones deberían se suficientes para pasarse a Chrome, pero para los profesionales, hay tres puntos más.
  1. Inspeccionar elemento: esta utilidad que podemos sacar con el menú contextual del botón derecho nos abre las tripas de la web que estamos viendo pero no como "Ver código fuente", sino en un entorno de debugging que nos permite tener el control de cada elemento viendo las CSS asociadas al elemento resaltado, las medidas, e inclusos los errores de código, el aliado perfecto para maquetadores y desarrolladores en tiempo real.
  2. Google Chrome es de código abierto: Permitiendo a cualquier desarrollador crear un navegador a partir del código de Chrome, y por supuesto para entender su funcionamiento y aplicarlo al desarrollo de sus aplicaciones web.
  3. Webkit, un motor totalmente compatible con HTML 5: Chrome, como Safari y Firefox está basado en el motor de renderizado Webkit, permitiendo exprimir las posibilidades creativas de CSS3 al máximo, (cosa que con Internet Explorer por ejemplo no sucede).

2 comentarios:

  1. Qué razón tienes Jaime! Enhorabuena por tu blog

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Esther, no solo por tu comentario sino por las guías para ser buen bloguero que nos das en el curso de Social Media.

    ResponderEliminar

Deja un comentario para esta entrada.